Lesiones en el pádel.

Lesiones en el pádel.

El pádel es uno de los deportes de moda y cada día lo practican más personas. Es de fácil acceso y su exigencia a nivel físico no es demasiado elevada. Sin embargo, las lesiones en el pádel, se relacionan frecuentemente con una escasa preparación física de la persona que practica este deporte.

Aquí os dejamos las lesiones más frecuentes en el pádel y varios consejos para evitarlas:

  • Rotura de fibras en los gemelos: se puede producir por un sobreestiramiento o por una contracción brusca de la musculatura (normalmente al realizar un sprint inesperado y violento). Podemos evitarlas realizando un buen calentamiento previo a la actividad, además de manteniéndonos hidratados mientras estemos realizando ejercicio.

Rotura de fibras de gemelo

 

  • Epicondilitis: se trata de un dolor en la región externa del codo, producido por el sobreuso de la musculatura extensora de la muñeca y los dedos. Realizar estiramientos de la musculatura anterior y aplicar hielo local en el codo tras los entrenamientos/partidos puede ayudar a evitar esta lesión.

Epicondilitis lateral

 

  • Tendinopatía manguito rotador: igual que la epicondilitis, esta lesión se produce por un uso repetitivo y forzado de los músculos rotadores de hombro. Una de las formas de evitarla es acudiendo al fisioterapeuta de forma regular para evitar la sobrecarga de dicha musculatura.

Tendinopatía manguito rotador

 

  • Tendinopatía de Aquiles: suele aparecer en personas desentrenadas que empiezan a entrenar sin hacer una progresión, o en personas que cambian de calzado o de superficie de juego. Podemos prevenirla realizando estiramientos y un trabajo de fortalecimiento de la zona.

Tendinopatía de Aquiles

 

  • Esguince de tobillo y de rodilla: son lesiones muy comunes que se suelen dar al realizar cambios de dirección demasiado bruscos. Es importante realizar un diagnóstico precoz, ya que puede haber desde una distensión, hasta una rotura parcial o total del ligamento afectado, viéndose comprometida la estabilidad de la articulación, ya sea el tobillo o la rodilla. Los evitaremos realizando un trabajo previo de fortalecimiento y propiocepción para proteger las articulaciones del tobillo y la rodilla.

tipos de esguince: grados i, ii y iii

 

A parte de las anteriores, otras lesiones en el pádel pueden ser el dolor lumbar, la fascitis plantar… pero se producen con menor frecuencia.

 

23 mayo 2018|Ejercicio, Fisioterapia|