Fascitis plantar. Qué es y cómo evitarla.

Fisioterapia en forma/Fisioterapia/Fascitis plantar. Qué es y cómo evitarla.

Fascitis plantar. Qué es y cómo evitarla.

Seguro que alguna vez has oído hablar de la fascitis plantar. Es muy común tanto en personas que no practican actividad física como en deportistas de todos los niveles. Ejemplo de ello son los jugadores de baloncesto Pau Gasol y Juan Carlos Navarro, la corredora de medio fondo Maite Martínez, o el tenista Nicolás Almagro. Pero, ¿sabes qué es la fascitis plantar, sus causas y factores de riesgo y cómo puedes evitarla? En este post te lo explicamos.

Siempre ha existido el pensamiento de que esta lesión consiste en la inflamación de la fascia plantar. Sin embargo, diversos estudios han demostrado que en numerosas ocasiones no existe inflamación, sino que las microrroturas en la fascia derivadas de traumatismos repetitivos producen tendinosis, degeneración de la fascia y necrosis.

El síntoma principal de la fascitis plantar es el dolor en el talón o en la zona media de la planta del pie. Este aumenta al apoyar el pie después de un periodo largo de reposo, con la bipedestación prolongada y al realizar actividades que supongan impacto en la planta del pie.

 

fascia-plantar
Entre las causas y factores de riesgo que nos predisponen a padecer esta lesión cabe destacar:
– Practicar deporte en superficies duras.
– Sobrecarga muscular: sobretodo de la musculatura del tríceps sural (gemelos y sóleo).
– Problemas anatómicos del pie (pies planos, pies cavos).
– Falta de flexibilidad: si la musculatura de la pierna (gemelos, sóleo) es poco flexible, aumenta la tensión que tiene que soportar la fascia plantar. Sucede lo mismo si tenemos el tendón de Aquiles acortado.
– Calzado inadecuado: de suela muy fina, que no sujete bien el pie…
– Sobrepeso: o un aumento repentino del peso corporal.
– Entrenamientos inadecuados.

El tratamiento va encaminado al alivio de los síntomas, y además, se pueden utilizar las mismas técnicas para la prevención de esta lesión. En un principio, cesamos la actividad física por completo y aplicamos hielo en la planta del pie para calmar el dolor y reducir la inflamación si es que existe. Para la aplicación de hielo, os aconsejamos llenar una botella de agua y meterla en el congelador, así, mientras pasamos la planta de nuestro pie por encima de la botella, realizamos un automasaje de la fascia plantar.

Además de esto, os dejamos 3 consejos para evitar la fascitis plantar:
– Realiza regularmente descarga de la musculatura de gemelos y sóleo, no esperes a notar los primeros síntomas de la fascitis para empezar a tratarla.
– Haz estiramientos más prolongados de esta musculatura después de tus sesiones de entrenamiento.
– Procura buscar terrenos blandos o un calzado con suficiente amortiguación cuando entrenes.

Ante cualquier duda, no dudes en consultarnos.

4 octubre 2018|Fisioterapia|