Cólico del Lactante

Fisioterapia en forma/Cólico del Lactante

OSTEOPATÍA EN TRASTORNOS DIGESTIVOS PEDIÁTRICOS (CÓLICO DEL LACTANTE) NOVEDAD!!

Existe una demanda en auge por parte de las familias, de soluciones naturales no invasivas para aliviar, solventar o prevenir los síntomas derivados de los trastornos digestivos en los recién nacidos. Es frecuente que estos síntomas empeoren la calidad de vida tanto de los niños, que padecen dificultades para comer correctamente, dolor, mayor predisposición a padecer infecciones respiratorias e intestinales, etc., como de los padres, que sienten la impotencia de no poder ayudar a sus hijos con su sufrimiento. Entre los trastornos más comunes encontramos el cólico del lactante, el reflujo gastroesofágico y el estreñimiento.

CÓLICO DEL LACTANTE:

Es un cuadro de llanto prolongado, que se inicia alrededor de la segunda semana de vida del bebé. Puede estar originado por diferentes causas, como por ejemplo la inmadurez del sistema digestivo del bebé, un origen psicológico, o simplemente por alergias o intolerancias alimentarias.

REFLUJO GASTROESOFÁGICO:

Es una afección común, donde el contenido del estómago se devuelve desde el propio estómago hasta el esófago. Esto es producido por la apertura del cardias, el esfínter que separa el esófago del estómago. Todo ello producirá llanto inconsolable, hipo, pérdida del ritmo del sueño y de la alimentación, abrasión del esófago debido a la subida de jugos gástricos, etc.

ESTREÑIMIENTO:

Es la dificultad y/o imposibilidad de evacuar teniendo deposiciones menos frecuentes que se presentan por lo general en un estado de mayor solidez. Se produce por la inmadurez del aparato digestivo, que no coordina los movimientos del intestino y esfínteres, por lo que para lograr defecar hay que hacer mayor esfuerzo y es normal que aparezca el llanto.

La osteopatía en trastotrnos digestivos pediátricos incluye una serie de técnicas mediante las cuales se prevendrán y tratarán las anteriores patologías. Mediante nuestro tratamiento fisioterápico conseguiremos suprimir el dolor, devolver la movilidad a las vísceras implicadas, y normalizar el funcionamiento del aparato digestivo.